Traviesas de madera para tu jardín

En esta web tratamos de recopilar, y en la medida de lo posible recomendar sobre los distintas utilidades y usos de las traviesas de madera en exteriores: Jardines, cierres perimetrales y vallas, muebles para exterior o pérgolas .
Ideas que sirvan para inspirarte, y algunas recomendaciones donde puedes encontrar traviesas, postes o vallas para tu jardín.


Traviesas de madera

Solemos asociar la traviesa de madera con aquella procedente de vías de tren antiguas. Afortunadamente la tecnología permite disponer de una traviesa de madera nueva, de la misma resistencia que la traviesa de tren tradicional y que al contrario esta última, puede usarse en interiores y en parques infantiles porque en lugar de esta tratada con creosota, se le da un tratamiento en autoclave 8- nivel 4.

La traviesa de madera se ha secado en secadero y tratada posteriormente. Las dos maderas más habituales en las que se suelen encontrar es tas traviesa de madera son el pino y el roble.

A diferencia de la traviesa de tren tradicional son perfectamente homogéneas, por lo que para decoración de jardines parterres, arriates, en lugares  donde son muy visibles son mejor opción que las traviesas de ferrocarril tradicionales.

Casi todos los fabricantes las presentan en dos tonos de color, uno más oscuro, y otro tirando a color miel.
Por normativa aquellas traviesas que son de pino, deben de contar dcon el certificado PEFC que garantiza la gestión sostenible de los bosqes de donde procede.

Actualmente, gracias al estilo único que aporta, es muy común utilizarlo para delimitar espacios de jardín, para la fabricación de escaleras por su fuerza y resistencia, para la creación de suelos originales de madera tanto de interior como de exterior, para la fabricación de cualquier tipo de mueble, e incluso son utilizadas como viga en la construcción de techos, porches, ventanas…

Traviesas de tren tradicionales


Las traviesas de tren, también conocidas como durmientes de tren, proceden  de los levantamientos de vías férreas antiguas. Desde hace bastantes años toda la red ferroviaria española procedió  a sustituir estas traviesas por travesaños de acero y hormigón, pero aunque quedan algunos tramos de vías con traviesa de madera la mayoría de las traviesas que se comercializan aquí son de levantamientos de vias férreas del centro y del este de Europa.

La particularidad de las traviesas de tren es su tratamiento con creosota, un derivado del petróleo, que las protege de la intemperie de una manera excelente, que les da este tono oscuro, yesa especie de lignificación y una gran dureza y resistencia.
El problema es que diversos estudios indican de bastantes efectos perjudiciales para la salud,de hecho su uso y comercialización está sujeto a las limitaciones impuestas por el Real decreto 1406/1989 y las modificaciones de la Orden PRE/2666/2002. Relativas a su uso solo en exteriores.

Pero debido a ese tratamiento son unas de las mejores ( también más caras ) opciones para usar traviesas en exteriores como cercados para el ganado,  vallas perimetrales

Al ser un producto que ha estado a la intemperie durante decenas de años, aunque la medida de corte original fuera estándar, no es la misma homogeneidad que si fuera una traviesa recién cortada, por ese motivo los distribuidores las suelen clasificar en traviesa de primera, segunda y tercera en función de como se encuentran de deterioradas, longitud, esquinas, o grietas.

Los distribuidores clasifican y agrupan las traviesas manualmente, ya que comprar tramos de via completos en funcionde su similitud. Las de más calidad se usan habitualmente para decoración o jardines, las de menos calidad y menor precio en labores ganaderas y agrícolas.
Desde 3 metros a algo más de 6 metros suelen encontrase estas traviesas.

¿Cómo utilizar las traviesas de jardín en el diseño y el paisaje del jardín? ¿Son seguras o peligrosas para la salud humana? El uso de traviesas de ferrocarril ha sido un tema discutible y tiene tantos partidarios como enemigos. Por supuesto, corresponde a cada persona decidir si va a utilizar traviesas en el jardín e informarse de los posibles inconvenientes. Aunque como ya hemos comentado Su uso y comercialización está sujeto a las limitaciones impuestas por el Real decreto 1406/1989 y las modificaciones de la Orden PRE/2666/2002. Relativas a su uso solo en exteriores

¿Cómo utilizar las traviesas de jardín?

Hay numerosas formas de utilizar las traviesas de jardín: son muy útiles si desea construir un muro de contención, pueden utilizarse para los senderos o escalones del jardín, son un material útil y rentable para las camas elevadas, así como para los bordes del jardín. Además, se puede hacer fácilmente un banco o un muro decorativo o incluso un muro de privacidad. Otro proyecto es construir una valla o una terraza. Las traviesas de ferrocarril se utilizan a menudo para construir grandes estructuras como pérgolas, toldos, barandillas, puentes, terrazas y para reforzar la construcción de cubiertas y terrazas en pendientes. Su popularidad no es una sorpresa porque son un elemento muy interesante de la arquitectura de exteriores. Su forma alargada y ancha, su textura de madera vieja y su original color marrón las convierten en un material deseable para el paisaje y la decoración.

Ventajas e inconvenientes de las traviesas de jardín

Las traviesas de jardín tienen un aspecto único y aportan mucho carácter y originalidad al diseño del paisaje. Son un material rentable y su mayor ventaja es la durabilidad, ya que tienen que soportar un peso enorme. El tipo más popular de traviesas de ferrocarril es el de madera dura, sobre todo de roble y haya, y mucho más raramente de hormigón o acero. Las propiedades naturales de la madera la convierten en el material número uno desde hace casi doscientos años. Las traviesas de madera son comparativamente baratas, resistentes a la intemperie y con buenas propiedades aislantes de las vibraciones y el ruido, y son relativamente fáciles de transportar, instalar y mantener.

A pesar de su gran popularidad, hay que señalar un gran inconveniente: las traviesas de madera para ferrocarriles están tratadas e impregnadas con aceite de creosota, obtenido de la fracción de alquitrán de hulla. A pesar de que la creosota prolonga la vida útil de las traviesas de madera y evita el crecimiento de hongos en la madera y la infestación de insectos, es venenosa y supone un gran peligro tóxico. No se recomienda utilizarlas en zonas de juego, toboganes, escaleras o casas en los árboles o en lugares donde los niños pequeños pasan mucho tiempo. Si los ha comprado a un vendedor de confianza, éste debe informarle de si son aptos para su uso y si han sido tratados o no.


Características de las traviesas de madera

Las traviesas de madera pueden clasificarse según dimensiones, forma o especie de madera utilizada en su fabricación.

  • Dimensiones: Lo más habitual es fabricar las traviesas de madera con una longitud de 2,6 metros, aunque en el mercado podemos encontrarlas desde los 3 m hasta los 6,2 m. Las escuadrías más habituales son 210 x 130, 230 x 140, 240 x 150, 240 x 160 mm.
  • Forma: según la forma de las secciones transversales, podemos dividirlas en tipo 1 con cantos rectos, de tipo 2 con los dos cantos superiores biselados, y de tipo 3 con uno de los cantos superiores biselados.
  • Especies de madera utilizada: Las especies de madera más demandadas para la fabricación de las traviesas son la madera de pino, la madera de roble y la madera de haya, ya que se exige que la madera sea resistente a la compresión transversal, a la resistencia de arranque de tirafondos y con excelentes propiedades de durabilidad

Tratamiento en autoclave de las traviesas

Las traviesas de madera pueden clasificarse según dimensiones, forma o especie de madera utilizada en su fabricación.
El tratamiento a presión, también conocido como tanalización, se refiere a la forma en que se trata la madera.
 Las traviesas  se cortan de bosques gestionados de forma sostenible y luego se aserran en las formas requeridas.
 Después de alcanzar el contenido de humedad correcto (alrededor del 25 % como máximo), las traviesas se colocan en un cilindro grande. Cuando se cierran las puertas del cilindro, se agrega un producto químico como Tanalith E para cubrir toda la madera, antes de aplicar hasta 13 bares de presión para garantizar que se absorba el producto químico conservante. 

Luego, el producto químico se drena del cilindro, antes de aspirar la madera para extraer cualquier producto químico que quede. Esto deja que la madera tratada siga siendo resistente a los elementos de la naturaleza.